Los implantes dentales tienen muchas aplicaciones en la odontología moderna. 
Un implante es un tornillo de titanio que se coloca, mediante una cirugía, en el hueso de la máxila o mandíbula, reemplazando lo que una vez fue la raíz del diente.

Implantes dentales

Los implantes dentales, una vez restaurados, se ven, se sienten y funcionan como los dientes naturales. Los implantes, definitivamente, son la alternativa más cercana a volver a tener un diente luego de una extracción.

¿Cuando se utilizan los implantes?
  • Para el reemplazar uno o más dientes sin involucrar a los dientes adjacentes
  • Para darle soporte a un puente fijo, eliminando la necesidad de una dentadura parcial removible
  • Para darle soporte y estabilidad a una dentadura completa o parcial removible haciéndola más estable y dándole al paciente más confianza al comer y hablar. ​


Es un trabajo en equipo entre el dentista restaurador o Prostodoncista y el quirúrjico que puede ser un Cirujano Maxilofacial o el Periodoncista.